La comida de los cerdos

Estaba un granjero dando de comer a sus cerdos, cuando de repente se presenta un hombre muy bien vestido y le pregunta:

- ¿Disculpe caballero, usted que le da de comer a sus cerdos? y el granjero responde:

- ¿Yo? Pues toda clase de porquerías y residuos, vamos todo lo que encuentro por el suelo. 

A esto le responde el hombre con del traje:

- ¿Y le parece a usted bonito, no? pues le voy a poner 10.000 euros de multa, porque soy inspector de sanidad y esto es una vergüenza.

Al día siguiente se presenta en la granja otro hombre también muy bien arreglado y le pregunta al granjero:

- ¿Perdone buen hombre, usted que le da de comer a sus cerdos? Y el granjero le responde:

- ¿Yo? Pues a mis cerdos les doy de lo mejor, langostinos, caviar, merluza a la plancha... A lo que el hombre bien arreglado le responde:

- ¿Y le parece a usted bonito con todos los niños que se mueren de hambre cada día, y usted dándoles esos manjares a sus cerdos? Pues 10.000 euros de multa porque soy inspector de UNICEF.

Al siguiente día se vuelve a presentar otro hombre en la granja, y le pregunta lo mismo que los anteriores al granjero, a lo que el dueño de los cerdos le contesta:

- Pues mire usted yo les doy 50 euros y que se compren lo que quieran.