Chiste del novio caliente

Pedro tiene que asistir a su primera cena con la familia de su novia.

Así que de camino a su casa de pasa por una farmacia, entra y le dice al farmacéutico:

- Me da usted un preservativo, verá es que esta noche tengo cena con la familia de mi novia, llevamos tres meses saliendo y aun no hemos hecho el amor, así que espero que después de la cena pueda llevármela a la cama.

El farmacéutico se va a buscar el preservativo, pero Pedro se lo piensa mejo y le dice:

- Espere, mejor me pone dos condones porque mi novia tiene una hermana que está más buena aun que ella, y lo mismo me la beneficio también.

El farmacéutico se va por fin a por los dos condones y Pedro le dice:

- Mire, mejor me va a dar tres preservativos, porque la madre es una cachonda que siempre me está provocando y seguro que le pone los cuernos a su marido, así que ya puestos igual también me la tiro a ella.

Cuando llega la hora de cenar Pedro está comiendo sin quitarse ni siquiera la gabardina, con el cuello de la camisa subido y la cabeza agachada, sin levantar la vista ni un momento del plato. 

Al acabar de cenar, cuando la pareja ya ha salido de la casa, va su novia y le dice:

- ¡Pero Pedro, no tenia ni idea de que fueras tan tímido! 

Y Pedro le contesta:

- Ni yo que tu padre fuera farmacéutico.